Máquinas diseñadas para dar a las plaquas y a las piedras de pared un acabado particular. Del efecto escafilado al acabado de los bordes, disponibles en diferentes versiones: manuales o automáticas en foncción de las necesidades del cliente.

Máquinas de procesamiento PITCHING

Máquina con estructura vertical de tipo manual para refinan los bordes de los bloques previamente cizallados. Esta pequeña planta permite aumentar el efecto redondeado.

Siempre trabajando en el acabado de los bordes y el efecto redondeado de las piedras de pared previamente cizallados, la PITCHING ONE es la versión totalmente automática tanto en la manipulación que en el tratamiento del bloque.

En la versión T2 la máquina Escafiladora tiene dos cabezas que pelan ambos lados de la placa, obteniendo en un solo paso la superficie rústica y cara a vista, muy buscada para los revestimientos. Gracias a las dos cabezas, la productividad de esta versión es muy alta.

Ideal para la recuperación de los desechos de aserrado, la Escafiladora T1 es una máquina automática equipada con una cabeza de herramienta que pela las placas de piedra, obteniendo así una superficie rústica. La versión T1 es adecuada para aquellos que no necesitan grandes producciones, ya que trabajan un lado de la placa a la vez.

Máquina automática que transforma los bordes aserrados de las tapas y placas dando un efecto rústico y natural a vista.

Encuentre la solución adecuada para usted.

Rellene el formulario y cuéntenos sus necesidades.