Dentro de la gama de las máquinas Pitching tenemos también la MEC Beaver, una máquina automática para acabar con efecto rústico los bordes de piedras regulares. Como un castor (beaver en inglés), esta máquina “se come” y, por tanto, pela los lados de las placas, cubiertas y escalones, dándole un efecto rústico una vez instalados. Se trata de un trabajo específico pero que aún hoy realizan a mano los operarios en la mayoría de los laboratorios de transformación de la piedra.

MEC desea ofrecer a sus clientes un sistema automático y eficiente para aumentar la producción de este producto específico en condiciones de seguridad.

Basta con que el operario cargue la placa con el borde que se va a pelar en la cabeza de cizallado. El avance y el cizallado son completamente automáticos. Luego, solo queda descargar la pieza y repetir la operación con el próximo borde que se vaya a “comer”.

Ideal para la trituración secundaria, el molino a martillo CRUNCH está equipado con un eje horizontal a martillos libres. Se caracteriza por la alta relación de reducción granulométrica en la trituración de piedra natural, cemento y agregados de dureza baja y media. A diferencia de las trituradoras de mandíbula STARK, CRUNCH se aprecia por su capacidad de proporcionar al producto molido la refinación requerida.

Los martillos se construyen enteramente en material Hardox resistente al uso, su posición puede regularse fácilmente para optimizar el consumo. El material a triturar se carga a través de la boca superior de alimentación, que puede ser a mano o mediante una cinta transportadora. Gracias a la presencia y velocidad de los martillos, el material se tritura hasta que se reduce a un tamaño suficiente para pasar a través de la rejilla inferior. El producto final cae a través de la tolva montada en la parte inferior del molino en un contenedor especial de recolección.

Otra forma de mover la piedra es empujándola. Los empujadores sirven para empujar bloques de piedra o listones dentro de las instalaciones para partir, ya sean estas manuales o automáticas. La única condición que exige un empujador es que la parte trasera del bloque esté cortada o sea regular. En caso contrario, la máquina no se alimentará de forma correcta.

La máquina Escafiladora T1 se caracteriza por una cabeza escafiladora que pela las placas de piedra natural cortadas en seis lados de forma que se obtienen placas con un lado liso y el otro rugoso.

La Escafiladora T1 permite partir distintos tipos de piedra: desde las más blandas, como la arenisca y el mármol, hasta las más duras, como granito y cuarcita, e incluso cemento.

Esta pequeña instalación, que se caracteriza por el avance de la pieza y del proceso escafilador en modo automático, permite obtener una producción de 4/6 metros lineales al minuto con piezas trabajadas en un lado.

La máquina puede ir dotada de una cinta que lleva la pieza trabajada solo por un lado al operario para facilitarle la carga de la misma pieza por el otro lado.

La máquina Escafiladora T2, dotada de dos cabezas escafiladoras, pela de una sola vez los dos lados de la placa de forma que se obtienen placas con un lado liso y el otro rugoso.

Esta pequeña instalación se caracteriza por el avance de la pieza y el proceso escafilador en modo automático y permite trabajar distintos tipos de piedra como arenisca, mármol, granito, cuarcita y cemento, obteniendo una producción de 5/6 metros lineales al minuto.

Gracias a esta máquina, es posible recuperar los desechos producidos de la sierra u otros procesos de elaboración del material.

Half cuenta con dos cuchillas horizontales que cizallan de forma automática. Creada para recuperar los desechos del corte que se presentan como ladrillos o placas, posteriormente se desarrollaron también versiones personalizadas con cuchillas más largas y desplazamientos adecuados para el cizallado horizontal de elementos más largos, como tiras o listones. Es ideal para trabajar materiales con veteado como gneis, serizzo o, incluso, granito.

Abriendo el material de esta forma, se obtienen dos placas con una cara rugosa, rústica, ideal para el revestimiento y una cara cortada para la colocación.

Las líneas automáticas MEC para partir el hormigón, permiten el manejo totalmente automático de la carga, manipulación, cizallamiento, descarga y paletización de productos de cemento. Las modernas técnicas de traslado y la gestión desde un controlador PLC permiten obtener una producción elevada y continua, una óptima calidad del producto partido, pero sobre todo una amplia gama de productos diversificados. Estas instalaciones se pueden dotar también de gestión automática de desechos, mando automático desde un PC de escritorio y visualización remota a través de una aplicación telefónica del estado de la producción.

Para mayor productividad y selecciones de granos triturados, las trituradoras MEC pueden ser integradas como líneas completas, generalmente compuestas por alimentador, trituradora STARK y / o CRUNCH, cinta transportadora y criba vibratoria con dos o tres pisos, produciendo, respectivamente, tres y cuatro selecciones de tamaños de grano.

La línea de trituración cambia los complementos según el tipo de trituradora utilizada y las necesidades del cliente, y puede personalizarse.

Todas las máquinas propuestas por MEC se caracterizan por una estructura robusta, que permite minimizar las vibraciones que se descargan durante el proceso de trituración y puede tratar incluso los materiales más abrasivos y resistentes.

Mec no deja de dar importancia a las máquinas pequeñas, ofreciendo maquinaria especial y específica. Este es el caso de HALF, una pequeña máquina automática que parte por la mitad plantillas de cemento horizontalmente: a partir de un pequeño bloque de hormigón regular en todos los lados, se obtienen dos con una cara rústica. El hormigón también se puede trabajar con máquinas manuales, gracias a medidas especiales en la parte de la cuchilla, cumpliendo los requisitos de recuperación de residuos.

Para las empresas que tienen una necesidad de producción limitada o que se acercan a la actividad de esplitar por primera vez, MEC ofrece líneas semiautomáticas con un nivel de automatización simple. Si el requisito es obtener un solo producto o una variedad de productos de cemento cizallados, la característica común de estos sistemas es la presencia de una automatización no compleja, a veces de forma electromecánica y no electrónica. Esto no va en detrimento de la velocidad y la eficiencia: los sistemas MEC son una garantía de calidad y productividad.

Los manipuladores son sistemas que cogen la piedra, la sujetan y la colocan correctamente bajo las cuchillas de corte. Los manipuladores pueden funcionar de forma manual o, en algunos casos, estar automatizados. Se pueden personalizar en función de las necesidades del cliente o de la instalación en la que están instalados.

Pitching One es una pequeña instalación automática para acabar los bordes de los bloques compuesta de 4 cabezas giratorias, dos con movimiento vertical y dos con movimiento horizontal, ideal para aquellos que necesitan una productividad alta y constante.

Las 4 cabezas giratorias acaban los bordes del bloque ya partido, obteniendo un efecto curvado.

El ciclo de acabado de la pieza es continuo. De esta forma, los trozos se trabajan uno detrás de otro. Lo que caracteriza y distingue esta pequeña instalación respecto a Pitching Side es que el desplazamiento y la elaboración del bloque son completamente automáticos.

A todos los modelos FAST es posible agregar un disco horizontal, después del disco o los discos verticales o entre ellos, para poder producir piedras en ángulo en un solo paso.

La ventaja de la opción Mec del disco horizontal es que su diseño particular permite cortar esquinas con una profundidad de hasta 20 cm, en una sola pasada, con un considerable ahorro de tiempo y el consiguiente aumento de la productividad.

La estructura abierta en cuello de cisne de las máquinas de la Serie C facilita la colocación de la piedra, que puede ser manipulada por el operador más veces con facilidad para obtener cubos, bordillos, cordones o ladrillos.

Las cuchillas de la serie C se caracterizan por la adaptación de las herramientas, que permite distribuir de manera uniforme la fuerza en las irregularidades de la piedra y, por tanto, garantizar una óptima calidad de cizallado.

Gracias al banco de trabajo móvil y ajustable, la hendidura se hace en línea: el banco baja mientras baja la cuchilla.

La posibilidad de ajustar el tiempo de subida de la cuchilla tiene la ventaja de incrementar la producción evitando tiempos muertos.

Combinándola con los distintos productos de la serie Desplazamiento, se simplifican las operaciones de traslado de la piedra.

Las máquinas cizalladoras de la serie C son semiestándar, ya que en el mismo modelo se pueden tener cuchillas de distinta longitud y cilindros con una fuerza de cizallado diferente.

Pequeña instalación automática para trabajar tiras o material cortado largo obteniendo listones, pequeñas placas de revestimiento e, incluso, cubos. Kubo está diseñada como unidad de producción autónoma para recuperar los desechos del cortado de la piedra, pero también se puede usar como parte final de instalaciones automáticas para la producción de cubos: su velocidad hace de ella una máquina altamente productiva.

La instalación Kubo está formada por una cinta de goma por la que se cargan las tiras y por una máquina de tipo cerrado con cuchilla fija y basculante para adaptarse a las ligeras inclinaciones que pueden tener los materiales cortados.

La robusta estructura de las máquinas de la serie PH y sus cuchillas dotadas de adaptación hidráulica proporcionan un cizallado de excelente calidad, sobre todo en materiales anchos y de poca altura.

Al igual que las PX, las máquina PH pueden instalarse directamente en la cantera para trabajar bloques anchos con planos horizontales y obtener escalones o cordones.

Las cuchillas están dispuestas según un sistema de adaptación hidráulica especial e innovador, la fuerza de corte es constante en cada herramienta, obteniendo un producto final de alta calidad y, por consiguiente, una disminución de los residuos.

Las máquinas PH están equipadas con un banco con rodillos libres en la entrada y salida de las cuchillas que permiten que el material llegue directamente a la boca de la máquina con facilidad y con el mínimo esfuerzo del operario.

Encuentre la solución adecuada para usted.

Rellene el formulario y cuéntenos sus necesidades.

    Scroll hacia arriba